teoría

El maestro guarnicionero. Adolf Loos

Érase una vez un maestro guarnicionero, un maestro hábil y bueno. Hacía sillas de montar con una forma tal que en nada recordaban a las de pasados siglos. Ni a las turcas o japonesas.

Es decir, sillas de montar modernas. Pero él no lo sabía. Sólo sabía que hacía sillas de montar. Tan bien como le era posible.

Llegó a la ciudad un curioso movimiento. Se llamaba Secession.

Pedía que sólo se produjeran artículos de consumo modernos.

Cuando el maestro guarnicionero oyó esto, cogió una de sus mejores sillas y se fue con ella a ver a un dirigente de la Secession.

Y le dijo: «Señor profesor —ya que el hombre interpelado lo era, pues los dirigentes de este movimiento fueron nombrados enseguida profesores—, ¡señor profesor!, he oído hablar de sus Pretensiones. Yo también soy un hombre moderno. A mí también me gustaría trabajar de acuerdo con lo que es moderno. Dígame usted: esta silla de montar, ¿es moderna

El catedrático observó la silla y dirigió al maestro un largo discurso del que solamente distinguió las palabras arte y artesanía, individualidad, moderna, Hermann Bahr Ruskin, artes aplicadas, etc., etc. Pero el resultado fue: No, esta silla no es una silla de montar moderna.

El maestro se marchó de allí avergonzado. Y pensó, trabajó, y volvió a pensar. Pero a pesar de que se esforzaba mucho en cumplir las pretensiones del profesor sacaba siempre el mismo Modelo de silla de montar.

Afligido, se fue otra vez a ver al profesor. Le contó su pena.

El profesor observó los intentos que había realizado el maestro y le dijo: «Querido maestro, usted no tiene fantasía“. Sí, sí, era esto. Evidentemente, él no tenía fantasía. ¡Fantasía! Pero no sabía que en la actualidad fuera precisa para hacer sillas de montar.

Si la hubiese tenido, seguramente se habría hecho pintor o escultor. Escritor o compositor. Pero el profesor le dijo: «Venga mañana otra vez. Estamos aquí para fomentar la industria y fecundarla con ideas nuevas. Quiero ver lo que puede hacerse por usted».

Y en su clase, propuso el siguiente concurso: Un proyecto de silla de montar.

Al día siguiente, llegó el maestro guarnicionero.

El profesor pudo enseñarle 49 proyectos de sillas de. Montar. Sólo tenía 44 alumnos, pero cinco proyectos los había hecho él. Tenían que pasar a estudio por su interés. Durante largo rato miró el maestro los dibujos y sus ojos se iban aclarando cada vez más. Luego dijo: «Señor profesor, si yo supiera tan poco de cabalgar, de caballos, de la piel y del trabajo de ésta como ellos, también tendría fantasía».

Y vive feliz y contento.

Y hace sillas de montar, ¿modernas?

Lo ignora. Sillas de montar.

En ornamento y delito. Colección Arquitectura y Critica. G. G.
Segunda edición. 1980. Barcelona, España. Pág. 90.
Anuncios

A los estudiantes de arquitectura de la Universidad de Valparaíso (Pablo Mondragón – 1981)

La suspensión del examen de un Proyecto de Título durante su realización, la suspensión del juicio por parte del tribunal y la exigencia de complementarlo con un estudio relativo a su realización material, ha provocado, en los más ávidos estudiantes de esta Escuela, el nacimiento de dudas e inquietudes. 0 mejor dicho, las ha reanimado, ya que no son otras que el preguntarse por su propia razón de ser, por el sentido de ser estudiantes de arquitectura. Y dudas e inquietudes generan inseguridad, incluso temores. (más…)

La Arquitectura del siglo XX como culto

Si bien la primera vez que leí este texto me pareció algo ingenuo, exagerado e hilarante, con el tiempo y a la luz de la arquitectura del último tiempo le he encontrado cierto sentido. Expongo extracto del capítulo 7 de “ANTI-ARCHITECTURE AND DECONSTRUCTION”, de Nikos Salingaros, Christopher Alexander, Brian Hanson, Michael Mehaffy, y Terry M. Mikiten, publicado en inglés por Umbau-Verlag, Beckmannstrasse 24, D-42659 Solingen, Alemania, 2004.


La Arquitectura del siglo XX como culto

1. INTRODUCCIÓN.

He encontrado, para mi sorpresa, que los arquitectos no están interesados en las leyes de la arquitectura. Ellos prefieren diseñar edificios basándose en la moda artística y en aspectos filosóficos efímeros. La misma reacción fue la que llevo a mis distinguidos colegas, Christopher Alexander y Léon Krier, a reformar la arquitectura como disciplina. Otro reciente intento fue iniciado por el Príncipe Carlos, quien a pesar de tener una gran mayoría del público Británico a favor de su visión humana de la arquitectura, sus esfuerzos han resultado en vano. (más…)

La arquitectura ante la revolución digital: Mente, territorio y sociedad

Josep Muntañola Thornberg. Arquitecto

 jose.muntanola@upc.edu     www.arquitectonics.com

ETSAB. UPC Diagonal 649 planta 5ª Barcelona 08028 España 

 portada

Introducción: La realidad del impacto digital en la arquitectura

La arquitectura esta siendo afectada por los cambios tecnológicos de la “revolución digital” desde diferentes frentes. El primero, el del uso del ordenador en el diseño, abriendo enormes posibilidades a la imaginación y a la construcción de formas nuevas. El segundo el GIS, o sistemas de información por satélite y su uso en urbanismo. En tercer lugar, el impacto en transporte y en los sistemas de comunicación que aumentan las posibilidades de trabajar en casa o de estar permanentemente conectado con todo el mundo desde cualquier lugar. Por último, el aumento de precisión en las máquinas que se usen en la construcción y en la fabricación de elementos constructivos con medidas exactas. Como trataré de descubrir, y ya lo he hecho en ocasiones precedentes,1 todas estas posibilidades se aprovechan más como “novedad” para competir en términos de “marketing” y de “promoción”, que como aumento efectivo de exactitud en las medidas, calidad y control del proceso constructivo, etc. Nunca había sido tan “inexacta” la arquitectura o el urbanismo como ahora, cuando disponemos de medios para evitar errores milimétricos en las transformaciones de paisajes, ciudades y edificios. ¿No ha ocurrido aquí lo mismo que en medicina o la propia informática? – lo cual debería ya ser motivo de reflexión sobre las enormes diferencias de un “marketing” de venta de ordenadores o de venta de terrenos y edificios. Las leyes de la oferta y la demanda juegan con reglas opuestas. Por ejemplo, retener ordenadores o coches no es rentable porque en pocos meses se devalúan, retener terrenos por el contrario, es a menudo garantía de riqueza en el futuro, sin que nadie denuncie la retención, lo cual se hace incluso con el petróleo. Veamos adonde nos lleva todo esto a través de tres meditaciones encadenadas. (más…)

Los entendidos

Lo que a continuación se plantea, es para entablar e iniciar un dialogo abierto, tanto con arquitectos como con estudiantes

Vamos a hablar de los arquitectos o de aquello que los arquitectos debieran tener presente

ESCRITO ARQ. ALBERTO CRUZ C., Los Entendidos

“Hay que señalar que los arquitectos ejercen su profesión en base a ciertos entendidos, entendidos que son comunes a todos los arquitectos:

(más…)

“Territorio fuera de toda brújula”: Borges, Cortázar y el ciberespacio

 

En este momento cultural pueden realizarse múltiples lecturas desde el paradigma de la complejidad de las obras de Borges y Córtazar, quienes anticiparon desde la literatura un pensamiento complejo que en muchos casos se adelantó a la física teórica y las ciencias sociales. Sus nuevos imaginarios literarios reinventan nociones espacio temporales y crean nuevas formas de entender el territorio, coordenada relevante también para la arquitectura, que ha encontrado en el ciberespacio un nuevo medio de desarrollo. Es esta noción de territorio ligada al ciberespacio la que expone el Dr. Christopher Rollason en la siguiente ponencia, enviada directamente a este blog por su autor:

 

‘Territorio fuera de toda brújula’: Borges, Cortázar y el ciberespacio

Christopher Rollason, Ph.D – Metz, Francia 

Ponencia dictada en el I Congreso de Literatura Fantástica y de Ciencia Ficción
Universidad Carlos III de Madrid, 6 a 9 de mayo de 2008

  

**
‘Allí, en ese territorio fuera de toda brújula usted y yo estamos mirándonos’
Julio Cortázar, ‘Botella al mar’ (1980)

Es ya una hipótesis consabida, al menos en determinados medios literarios y cibernéticos, que entre los más distinguidos y elocuentes precursores de Internet y del universo de las redes se encuentran dos preclaros escritores argentinos, a saber Jorge Luís Borges y Julio Cortázar. La propia Telaraña Mundial ha sido calificada por su creador, Tim Berners-Lee, como ‘el universo de información alcanzable por las redes, una plasmación del conocimiento humano’ . Esta dinámica totalizante y universalizante del ciberespacio tiene, según cierta escuela crítica ya implantada, visibles antecedentes literarios. En las ficciones de Borges y en los relatos de Cortázar, como igualmente en la novela cortazariana Rayuela (1963), se han identificado rasgos determinantes de lo que iba a conformarse como el ciberespacio, como el laberinto, la memoria omnívora, la delirante proliferación de significantes, la comunicación cosmopolita, las agrupaciones especialistas y sectarias, y, tal vez sobre todo, la creación de un universo paralelo que entra en competencia con el mundo familiar hasta el punto de erguirse en alternativa y substituto de éste. Se daría, de este modo, en la obra de ambos autores una prefiguración de múltiples facetas del universo de comunidades virtuales evocado por un apóstol del ciberespacio como Manuel Castells , o del mundo allanado (flat world) que pregona el guru de la mundialización Thomas Friedman .

(más…)

Entrevista a Peter Zumthor

La presente es una entrevista realizada al gran arquitecto Peter Zumthor, publicada por Espacio Alfa, en la que explica su particular visión fenomenológica para concebir la forma arquitectónica como un hecho construido. Al margen de cualquier juicio estético de su obra, es valioso rescatar la “actitud dignificante” con la que se aproxima a la concreción material de su arquitectura, absolutamente directa, clara y contundente. 

Unos grandes bloques.
Piedra.

Estratos horizontales, finas líneas comprimidas.

Mis pies descalzos.
Piedra.
Masa.
Hasta la luz.

Dos finas líneas caían desde el techo hasta el
Agua.
Vapor.
Calor.
Descanso.

Cerré la revista, y la foto desapareció.
De mi vista, no de mi alma.

No pretende el presente ensayo otra cosa que la de ser un acercamiento a la obra y pensamiento de Peter Zumthor: materialidad, construcción, lugar, recuerdo, presencia, unidad, sensación, espacio…
En su concepción, resulta tan importante el texto como las imágenes que lo acompañan. No se busca pensar, sino sentir, sea a través de la palabra o de la imagen.

“Si piensas sobre algo conscientemente puedes comenzar a analizarlo,
pero si sientes algo, es un pensamiento instantáneo”

(Peter Zumthor)

La forma dialogada en que se desarrolla, y las descripciones de los espacios en él contenidas son sólo producto de la imaginación, a través de sus escritos y las fotografías de su obra. Es, por tanto, una tosca aproximación, a falta de la sensación real. En sus propias palabras: “El edificio está allí, puedes visitarlo.”

(más…)